Facebook se une a la persecución contra la musica sin licencia

YouTube no es el único sitio donde los sellos discográficos están tomando medidas cuando se trata del problema de una infracción de copyright. Según informa Financial Times los sellos quieren licenciar la música publicada en Facebook, y a su vez reclaman retirada inmediata de cualquier contenido subido por un usuario sin los derechos de autor.

Se dice que Facebook está trabajando en un sistema de identificación de los derechos de autor, similar al sistema de identificación de contenido de YouTube, para ayudar a identificar todo lo que se publica. Financial Times explica que una vez que el sistema de identificación vaya tomando forma, Facebook va a hablar con las discográficas sobre un acuerdo de licencia para toda la música que esté disponible en la red social. Esas conversaciones aún están en sus primeras etapas y no se espera un acuerdo final antes de esta primavera.

La industria de la música ya ha tenido problemas con YouTube durante años, afirmando que el sitio no compensaba adecuadamente a los artistas y titulares de los derechos de contenidos que estos albergan. A principios de este mes, el portal de vídeos anunció que pagó 1 billón de dólares en ingresos por publicidad a la industria de la música en el último año.

Facebook también aporta ingresos, pero actualmente no tiene ningún acuerdo de licencia para la música. Como era de esperar, los sellos quieren beneficiarse con parte de ese dinero, de la misma manera que lo reciben de YouTube por tener su música a disposición de los usuarios.

De acuerdo con un artículo de opinión publicado en Billboard por la National Music Publishers’ Association op-ed, los compositores y grupos comerciales subieron cerca de 900 vídeos que contenían 33 canciones top en las listas de música del momento. Esos clips habían cosechado más de 600 millones de visitas en total. Es mucho dinero, por lo que es fácil ver por qué la industria de la música quiere ser compensada por tener su material exhibiéndose en los vídeos de Facebook.

Articulo publicado originalmente en magneticmag.es

Deja un comentario